site stats

JavaScript Menu, DHTML Menu Powered By Milonic
Vivir Bien Top Living
   
   
 
English Version
 
   

Confort + naturaleza = Macadamia
 
Arquitectura

Confort + naturaleza = Macadamia

 

Por Diana Herrera Rusinque
Fotos: Pedro Gómez y Cía.

Confort + naturaleza = Macadamia Confort + naturaleza = Macadamia Confort + naturaleza = Macadamia
 

Así como los afanes de la vida moderna han obligado al hombre a ser más productivo y competitivo, también lo han conducido a buscar alternativas que le permitan mejorar su calidad de vida. Y una de ellas es escapar del bullicio de la ciudad para optar por la tranquilidad de vivir en el campo, rodeado de naturaleza pero con las comodidades del mejor condominio.

En mayor o menor medida, todas las grandes urbes han visto a un buen porcentaje de sus habitantes inclinarse por este estilo de vida y, en igual proporción, se han preocupado por ofrecerles auténticos paraísos que les permitan encontrar un refugio acogedor en sus alrededores. Bogotá, la capital de Colombia, no es la excepción y ha visto crecer más allá de sus fronteras la oferta de condominios y casas de campo que garantizan confort, comodidad y tranquilidad a quienes tienen el presupuesto para pagar por ellos.

Uno de los lugares que viene desarrollando con más ímpetu este tipo de proyectos es el municipio de La Calera, ubicado a sólo veinte minutos de la ciudad. Llegar hasta allí implica realizar un recorrido fascinante, en donde se aprecian en toda su majestuosidad las grandes elevaciones de la Cordillera Oriental, que ofrecen a la vista el espectáculo único de sus laderas verdes, surcadas por los cultivos de los habitantes de la zona. De su paisaje también hace parte el Embalse de San Rafael, que provee buena parte del agua que se consume en Bogotá.

Justo aquí, en La Calera, y más exactamente en el kilómetro 4 de la vía que conduce a la vecina población de Sopó, se viene desarrollando un proyecto que ha sabido conjugar el gran valor agregado de la región ―la naturaleza― con las tendencias de la arquitectura moderna. Su nombre es Macadamia y su gestora es la empresa Pedro Gómez y Cía., responsable de construcciones de gran magnitud como el centro comercial Unicentro en Bogotá y Multicentro en Panamá.

Macadamia se localiza sobre un terreno de 103 hectáreas, desde el cual es posible apreciar el imponente paisaje de la zona. Actualmente se están comercializando las tres primeras etapas del proyecto, de las cuales la primera ya está construida. Cada una de ellas está compuesta por un conjunto de viviendas diseñadas bajo un concepto armónico, de manera tal que sus habitantes tengan la exacta proporción entre construcción y un entorno natural.

Al observar las casas lo primero que llama la atención es el cuidadoso trabajo en ladrillo de sus fachadas. El color rojo del material contrasta de forma impactante con la intensa tonalidad verde del campo, haciendo que las propiedades se destaquen en medio del paisaje. Otro detalle que llama la atención se encuentra en los tejados, trabajados a partir de teja de barro, que le aportan al conjunto un toque de evocación a las antiguas casas de campo construidas en el país. Una dispensa romántica que se permitió el constructor, en medio de una propuesta absolutamente contemporánea.

Los inversionistas encontrarán casas desde 182 hasta 230 m2 de construcción, en lotes que van desde 900 hasta 1.300 m2, con espacios abiertos, una excelente iluminación y amplitud, a diferencia de las casas que se ofrecen en la ciudad.

Uno de los aspectos que más se aprecian de vivir en el campo es la posibilidad de tener siempre a mano una vista espectacular. Y para garantizarla, los arquitectos de Macadamia no fueron tímidos al proveer sus casas con ventanales generosos no sólo en las áreas sociales sino también en los dormitorios. A su vez las dotaron con amplias terrazas, donde con seguridad las familias pueden disfrutar momentos inolvidables.

También se buscó que las viviendas garantizaran espacios de encuentro para sus habitantes. De ahí que las áreas de la sala, el comedor, el estudio y el family room estén abiertos, siempre invitando a gozar de sus rincones acogedores.

Dentro de las propiedades se puede apreciar una propuesta arquitectónica moderna, muy limpia, que pareciera querer ceder todo protagonismo al paisaje que la rodea. Llaman especialmente la atención los techos altos con vigas de madera, que logran un toque campestre y garantizan la calidez de los diferentes ambientes.

Al tratarse de un condominio, Macadamia cuenta también con los servicios propios de su género. Por este motivo quienes viven allí pueden utilizar la piscina, el gimnasio, las canchas de tenis, las pesebreras, el parque infantil y por supuesto los senderos ecológicos, que permiten apreciar las riquezas naturales con las que cuenta el lugar. Este es uno de los tantos encantos que el proyecto tiene reservados para sus habitantes. Los demás deberá descubrirlos cada quien, con la seguridad de que el condominio superará sus expectativas.

www.pedrogomez.com.co
 
 
 
 
Teléfonos: (507) 214-4207 / 214-6720